miércoles, 10 de agosto de 2016

Aquí voy de nuevo...

**************
Escribir nunca ha sido fácil, siempre me ha costado. Cuando inicié este blog, lo hice con las ilusiones e inocencia de alguien que acababa de entrar en la década de los 20´s a veces me parece increíble que ya hayan pasado casi diez años desde que abrí este espacio y... poco más de cinco que lo dejé de lado e hice promesas cada vez más absurdas de volver y retomar.
La única verdad, es que me volví muy desorganizada, nunca lo fui de una manera excepcional, pero vamos, que al menos algo de orden tenía en mi vida y me administraba para tener algo más de actividades; sin embargo, los últimos años, es como si solo me hubiera dejado ir con la corriente, quiero hacer un cambio en el chip mental e iniciar una nueva forma de vida... pero no sé como...
Hay días en los que simplemente no le encuentro razón de ser a mi existencia a lo que hago, a lo que digo. Patético. Lo sé. 
Este es mi intento (ya hasta perdí la cuenta) de retomar una idea en mi vida. Soy una mujer de treinta años, sin vida social, con sobre peso y con muchos miedos, hay tantas cosas que a veces quisiera decir, pero yo misma me censuro, no lo expreso, me lo guardo. Debo admitir que no tengo grandes amistades y que conste que no estoy menospreciando a las personas que han permanecido a mi lado estos años, que me hablan, me saludan y ocasionalmente me preguntan como estoy. Valoro mucho eso... pero no tengo a quien contarle como me siento cuando la gente me mira extraño al saber que tengo 30 años y sigo soltera, cuando me miran con condescendencia al decirles que tengo un tratamiento médico, cuando me miran con burla por mi sobrepeso; no tengo a quien decirle como me frustran las burocracias y la gente mediocre que no sabe trabajar en equipo... y duele.
Muchas (por no decir todas) de estas situaciones, obviamente son mi culpa, por no ser más sociable, más abierta, menos sincera. Porque así es... varias personas me han dejado de hablar por externarles mi opinión luego de que la pidieron, a veces no sé qué es lo que la gente espera de mi.
Nuevamente estoy aquí, intentando retomar el rumbo de mi vida, con nuevos planes en la cabeza y la idea de mejorar, de aligerar el alma mediante las palabras, de imponerme un reto y cumplirlo, porque a final de cuentas existe un registro escrito. Ya no prometeré nada... seré como el programa de AA un día a la vez... espero lograr mis propósitos y estar satisfecha al alcanzarlos.

No hay comentarios: