domingo, 20 de julio de 2014

Yo también perdí...

Ya han pasado siete meses desde que mi padrino falleció... y yo aún sigo sin poder encontrar una parte de consuelo... no sé por qué escribo esto, quizás como esa parte de recuperación mental y emocional que necesito. 
Cuando el enfermó, fue una situación muy difícil, pero siempre mantuve esa infantil esperanza de "Va a estar bien, va a mejorar" Las veces que viajamos hasta donde él estaba, no quise entrar a verlo, no por mala persona, sino porque no quería enfrentarme a verlo de aquella manera, preferí siempre guardar la imagen mental que de él tengo. Cuando lo vi por última vez... no me gustó lo que vi... porque ese cuerpo fuerte y reconfortante, estaba débil y necesitado... Solo Dios sabe cuanto me cuesta expresar mis emociones en público... aún con mi familia y sabemos bien que el "hubiera" no existe... ojalá me hubiera atrevido a cantarle esa última ocasión...
Cuando nos avisaron por teléfono... fui yo quien atendió la llamada en la madrugada, fui yo quien recibió el primer impacto... y fui yo quien se quedó en casa sin poder ir a darle un último adiós de manera presencial.
A veces pienso... en la falta que me hace llorar mucho mientras alguien me abraza, porque vaya que he llorado desde que se fue... porque hay tantas cosas que me recuerdan la gran persona que fue, las cosas en las cuales quería que él me acompañara y los grandes recuerdos que me dejó... Y a veces quisiera que alguien me abrazara mientras me desahogo por ya no tenerle... porque ya no habrá alguien que crea en mí como él lo hacía, no porque nadie crea en mi ya, sino porque él tenía una forma particular de hacerme sentir querida y apreciada... me gusta escuchar una estación de radio, ni siquiera por la música, sino porque las cortinillas me recuerdan esas tardes que pasé en su auto dando vueltas por la ciudad.... Dios.... 
Entonces... ¿Por qué no puedo sacarlo? Porque no tengo amistades... porque a quienes se los conté por medio electrónico, terminaron retándome... diciendo que ya estaba "grandecita" para buscar la valoración de alguien o extrañar eso de una persona. Porque  mi madre sufre mucho con la ausencia de mi padrino y cuando comienza a ganarle a ella la tristeza, prefiero intentar levantarle el ánimo para después yo llorar su ausencia a solas para no incomodarla... porque a final de cuentas, mis primos perdieron a su padre y mi madrina a su marido y yo solo era una más de sus ahijadas... 
Me duele, si, me duele por mi, no por él... y no quiero que esto se lea egoísta, porque a lo que me refiero es que él está descansando ya... aunque se que tenía tantos planes... y en esos  momentos me da una ira contra la vida, el destino, Dios o lo que sea... porque no me parece justo, que una persona tan valiosa como él ya no esté que nunca más me vaya a abrazar y a mirar y a reír... y que ya no pueda contagiarnos a los demás de sus valores a sus hijos, a sus nietos... a todos... 
Pero me duele por mi... porque nunca más estará a mi lado... y porque no encuentro la manera de consuelo, ni siquiera la manera de desahogarme en público, porque siento que estaría fuera de lugar... o incomodaría a los demás... pero yo también perdí... perdí a la persona que me daba ánimos, que me hacía creer en las buenas personas, en los buenos hombres, en la sonrisa fácil y en el regaño oportuno, en la comprensión y en el deseo de superación.... Duele... duele llorar en silencio... y seguirá doliendo, quizás hasta el último momento.


sábado, 19 de julio de 2014

La cuestión de la inconstancia....

Como en cada vez que tomo una "calendarización" he terminado perdiendo la forma; me confié demasiado a las que tenía archivadas que se iban publicando automáticamente y cuando me di cuenta se habían terminado, porque vamos, no es que haya hecho un montón, pero con las dos o tres que tenía, me sentía suficientemente protegida para que al menos esto se viera algo activo. ¡ERROR!
Creo que sigo en la búsqueda de una forma de administrar mis tiempos, puesto que siempre termino con un montón de cosas que hacer en un solo día o en una misma semana, cosa que me está pasando en estos momentos y seguro me sobrepasará y terminaré lloriqueando y pensando en por qué no hice una planeación.
Es difícil hacerla, porque siempre calculo tiempos extraños y trato de limitar mi tiempo en mi hobbie favorito del momento (rol) y termina dándome tantas alegrías que me quedo ahí horas y horas y todo lo demás se me olvida.
Quiero, de verdad que si, darle más vida a este espacio y me motiva que tengo comentarios bonitos en algunos de mis post pasados♥ me hizo mucha ilusión venir y verlos, ahora mismo iré a responderlos; y entonces quiero dar más contenido en el blog... pero me gana la desidia... ¿Existe algo para eliminarla?
Tengo proyectos de lectura, costura, pintura, cartonnage, y un largo etc. que bueno, para qué les cuento... ¿cuánto alcanzaré a cubrir? No lo sé... pero espero que al menos sea lo suficiente para poder estar tranquila... o al menos lo más tranquilamente posible.
Esta mañana he amanecido con ganas de hacer entradas quizás me inspire y comience a buscar información para al menos colocar algunas cuantas.

Que tengan un excelente fin de semana ♥