domingo, 30 de marzo de 2014

A mitad de nada...

Ya en alguna publicación pasada había expuesto mi propósito de bajar de peso durante los primeros seis meses del año, diciendo que al menos bajaría diez kilos en ese lapso. Si me ciñera a ese objetivo, debería ir ya por los cinco kilos menos ¿cierto?
Pues bien... no he hecho más nada que intentar al menos mantenerme en mi peso inicial del año... inicié bastante decente mi propósito... sin embargo, y como es mi costumbre... tiendo a desanimarme, a tener ansiedad por comer más, por darme un antojo, por sustituir cosas malas que voy sintiendo por algo comestible que me da esa sensación de bienestar...
Veo conjuntos hermosos de ropa preciosa y pienso... "Si adelgazara podría lucirlo" pero me gana el desánimo... no culparé enteramente a mi enfermedad por el cansancio extremo que me ataca en la tardes... 
He llorado de frustración, he dejado de comer, he intentado comer más sano... pero me gana la necesidad de esa comida que tanto me encanta y sufro por esas cuestiones... me siento débil y tonta porque se que al final del día a mi será a la única que beneficie la reducción de peso... y no solo por poder vestir esa ropa hermosa que tanto me gusta... sino principalmente... por la mejoría de mi estado físico... 

No hay comentarios: