jueves, 10 de octubre de 2013

Te extraño.... todavía...

Ya pasaron otros seis meses desde que recibí las últimas noticias tuyas.... y caray, te sigo extrañando como nunca, en ocasiones reviso tu facebook desde otra cuenta -Dios, que enfermo se lee eso- y veo que haz cambiado tu foto de perfil constantemente, reviso a los grupos que te haz unido o a qué páginas le das like... Muchas personas pensarán que debería volver a escribirte... pero me pediste tiempo, me dijiste que estabas tratando de reconstruirte y no quiero agobiarte... pero por Dios.... me  haces tanta falta. Yo misma he pensado que no haz vuelto por eso mismo... porque me haces falta tu a mi, pero no a la inversa; quiero dejar de pensar de manera egoísta y esperar, pero todo me recuerda nuestra amistad... la música, la t.v., lo que leo, lo que veo, mi trabajo... tantas cosas.
Definitivamente te convertiste en la hermana que siempre quise... pero así como llegaste a mi vida, así saliste de ella... no ha sido una persona la que me ha dicho que no vale la pena, pero cada quien sabe lo que siente dentro... y mi sentir está ahí, latiendo, latente... me gustaría tanto estar ahí a tu lado, pero si no me atrevo es por miedo a una nueva petición de "espacio" o un no definitivo... tengo miedo, siempre lo tengo... 
Te extraño, extraño tanto nuestras pláticas eternas de tonterías sin sentido, extraño tu voz, tu risa y el llanto con que me llegaste a acompañar... He pasado un par de veces por tu ciudad, con ganas de sacar la cabeza por la ventana del autobús y gritar tu nombre... Dios... hasta parezco una amante resentida, pero... así soy yo de apasionada con mis amistades, en realidad siempre me han dolido más las partidas de mis amistades que de las pocas parejas que he llegado a tener... 
Te extraño Karen.... pero creo también... que es tiempo de dejarte volar... tal vez te escriba, tal vez no... pero es tiempo de dejar ir el pasado y aligerar mi maleta en este viaje....


No hay comentarios: