sábado, 12 de octubre de 2013

[TONY MOLY] Tomatox

Hace mucho que no hacía un review de algún producto, o publicado mucho, pero trato de retomar el hábito, espero tener más éxito que en ocasiones pasadas.
El día de hoy les hablaré de la conocidísima y cotizadísima “Tomatox” de  Tony Moly. Es bien sabido el gusto de los Coreanos (y de muchas culturas) por la piel blanca y eso es lo que esta mascarilla promete. Aclarar el color de la piel. Pero debemos tener cuidado con este aspecto, no es que vayamos a quedar blancas como la leche, sino más bien ayuda a recuperar el tono natural que teníamos antes de la continua exposición al sol.


¿Qué es?
Tomatox es una mascarilla blanqueadora,  limpiadora e iluminadora. Tiene extractos naturales, dentro de sus principios activos contiene tomate, caracterizado por sus propiedades antioxidantes, ayuda a eliminar toxinas de la piel y es rico en vitaminas, que alivian la inflamación de la piel y atenúa los rojeces. 
¿Cómo se usa?
Tomas una porción del tamaño de una uva, quizás menos, y lo extiendes sobre tu rostro; tiene una textura espesa que hace necesario un ligero masaje para poder distribuirla bien por todo el rostro. La dejas actuar de 5 a 10 minutos y la retiras con agua fría o tibia (recomiendo la segunda)
Opinión
Esta mascarilla, porque eso es, me gusta por la sensación que deja en la piel del rostro, lo sientes suave y fresco; si notas una iluminación en el rostro que lo hace lucir más claro que antes de colocar la mascarilla; sin embargo,  no es la octava maravilla ni quedarás blanca color leche después de aplicarla. En lo personal, noté la disminución en unas marquitas café que me habían quedado producto del acné, aunque esto fue con unas ligeras, ya que me quedó una más oscura en la mejilla y de esa aún no me deshago, quizá con el tiempo se note este aspecto.
Otra cuestión importante, es el tiempo de uso. Cuando la compré, había leído que debía dejarse por 20 minutos, pero lo único que se logra con esto, es que las propiedades de la mascarilla se diluyan y no notes un cambio.
¿La volvería a comprar?
El producto dura bastante, aun usándolo regularmente, todavía no sé si volveré a comprarlo, si noto la piel más suave y con mejor iluminación, pero tampoco es algo que no logre por ejemplo con el sleeping pack (suavidad) y la BBCream (iluminación) quiero probar con el Snow White Milky  Pack de Secret Key  para ver las diferencias.  



Nota: No soy experta en el uso de maquillaje o cosméticos, esta opinión está basada únicamente en el uso personal del producto.

jueves, 10 de octubre de 2013

Te extraño.... todavía...

Ya pasaron otros seis meses desde que recibí las últimas noticias tuyas.... y caray, te sigo extrañando como nunca, en ocasiones reviso tu facebook desde otra cuenta -Dios, que enfermo se lee eso- y veo que haz cambiado tu foto de perfil constantemente, reviso a los grupos que te haz unido o a qué páginas le das like... Muchas personas pensarán que debería volver a escribirte... pero me pediste tiempo, me dijiste que estabas tratando de reconstruirte y no quiero agobiarte... pero por Dios.... me  haces tanta falta. Yo misma he pensado que no haz vuelto por eso mismo... porque me haces falta tu a mi, pero no a la inversa; quiero dejar de pensar de manera egoísta y esperar, pero todo me recuerda nuestra amistad... la música, la t.v., lo que leo, lo que veo, mi trabajo... tantas cosas.
Definitivamente te convertiste en la hermana que siempre quise... pero así como llegaste a mi vida, así saliste de ella... no ha sido una persona la que me ha dicho que no vale la pena, pero cada quien sabe lo que siente dentro... y mi sentir está ahí, latiendo, latente... me gustaría tanto estar ahí a tu lado, pero si no me atrevo es por miedo a una nueva petición de "espacio" o un no definitivo... tengo miedo, siempre lo tengo... 
Te extraño, extraño tanto nuestras pláticas eternas de tonterías sin sentido, extraño tu voz, tu risa y el llanto con que me llegaste a acompañar... He pasado un par de veces por tu ciudad, con ganas de sacar la cabeza por la ventana del autobús y gritar tu nombre... Dios... hasta parezco una amante resentida, pero... así soy yo de apasionada con mis amistades, en realidad siempre me han dolido más las partidas de mis amistades que de las pocas parejas que he llegado a tener... 
Te extraño Karen.... pero creo también... que es tiempo de dejarte volar... tal vez te escriba, tal vez no... pero es tiempo de dejar ir el pasado y aligerar mi maleta en este viaje....


miércoles, 9 de octubre de 2013

Días malos...


Hay días malos, días en los que quiero cerrar los ojos y detener el tiempo, si es posible, regresarlo. 
Hay días malos, días en los que pienso en por qué estoy tan sola y en si no sería más conveniente decir lo que los demás quieren escuchar y no lo que mi boca quiere decir. 
Hay días malos, días en los que siento el cuerpo cansado, a veces he llegado a pensar que tengo algún tipo de condición extraña donde en apariencia física tengo mi edad, pero por dentro vivo otra, me siento fatigada, abrumada, sin ganas de seguir. 
Hay días malos donde me pregunto ¿por qué estar enferma? ¿Por qué la gente que amo le pasa algo malo? ¿Por qué tengo miedo a las relaciones interpersonales? ¿Por qué soy tan patética que me da alegría mi vida de rol?
Hay días malos, días donde me pregunto a donde iré a parar y si en algún momento me podré situar en la realidad en que estoy viviendo. 
Hay días malos en los que acepto que no es verdad que no me importe la baja perspectiva de tener hijos, que no tengo una cuenta de ahorros, que no tengo algún buen pasatiempo y que el tiempo no me espera para que me suba en ese tren llamado vida.
Si, hay días malos... días donde no quiero pensar, sentir, oler, ver... tocar...Hay días malos. Hoy es uno de esos.