miércoles, 13 de febrero de 2013

Ciro... mi Ciro

Ciro (16/6/01 - 7/10/12)

Llegaste a casa el 16 de Junio del 2001, acababa de cumplir XV años y estábamos preparando la fiesta que vendría después... llegaste de imprevisto, como todas las cosas buenas suelen llegar... no te esperaba... nunca lo hice... fue una casualidad del destino... nunca supimos cuantos años tenías antes de venir a casa, ni cuál era tu nombre, pero consultamos el calendario y Ciro te tocó llamarte...
Te compré tu primera jaula... aquella en forma de arco árabe en la cual plastifiqué la charola para limpiarla más fácil.... me asusté tanto cuando al segundo día por querer escapar casi te quedabas sin cabecita... me apiadé de ti algunas semanas después de que llegaras a casa, dejándote volar por toda la habitación... soy mala, nunca te volví a dejar hacerlo... 
Pasaste varios inviernos y varias primaveras... la primera vez que te vi mudar de plumaje pensé que ya no estarías conmigo... acostumbrarme a verte mudar de plumas fue algo que no me disculparé...
Hoy ya no estás... hace más de cuatro meses que te fuiste... y a mi aún me parece que voy a salir y verte brincotear en la jaula... ni siquiera tuve la oportunidad de despedirme... "Necesita calorcito" decía en el artículo que encontré en internet... "Si mañana sigue así, lo llevo al veterinario" dije de forma estúpida.... 
Para ti ya no hubo mañana... Gracias Ciro... por haber dejado esa huella en mi vida... debí tomarte más fotos... siempre lo postergué... solo tengo una... una que me hará recordar tu verde-amarillo cuerpecito... ojalá te hubiera grabado... para así nunca olvidar el golpeteo de tus patitas... y el sonido de tu cantar... para que no se perdiera en lo profundo de mis recuerdos... pues aunque no quiera... y aunque me esfuerce mucho... se que sucederá...

Lamento haberte escrito hasta ahora... pero ya vez... apenas retomo este espacio... este espacio que tu mismo viste nacer....

No hay comentarios: