domingo, 17 de abril de 2011

Una vez más....


Han pasado seis meses desde que entré a un trabajo estable, que requiere una rutina, que me ocupa bastante de mi día... sin embargo, este fin de semana... o quizás desde que que comenzó el mes, he tenido nuevamente esa sensación de soledad que no me gusta... lo digo así... porque hay veces (muchas) que me gusta mi soledad.... me gusta mi tiempo a solas, mi tiempo para hacer lo que quiera... pero a últimas fechas nuevamente he sentido esa necesidad de una amiga... si, de esas como las que comenté en alguna entrada pasada... de las que van contigo a todas partes y tienen muchos gustos en común... las tengo... amigas con muuuuuchas cosas en común... pero no están físicamente a mi lado... a veces me pregunto si no nací en el lugar equivocado... porque por más que he buscado ese tipo de compañía en esta ciudad, nada más no encuentro a la amiga que necesito... y quizás lo que voy a decir suene muy mmmm ¿egocentrista? pero... yo soy amiga de muchas... ¿y cuántas son amigas mías?
En esta última semana me pasó algo realmente desagradable... quisiera no contarlo... porque la persona involucrada tiene acceso a este espacio... aunque es taaaaaan raro que lo visite... que si lo hace; es porque así estaba destinado a ser... en fin... esta persona.... la conocí desde que entré a la Uni... y a pesar de que me llevó tiempo acercarme a ella, al final nos convertimos en "amigas" siempre que estuvo en mis posibilidades la acompañé a donde me pidió, la apoyé cuando lo necesitó... pasé mucho tiempo a su lado, la ayudé aunque muchas veces no estaba de acuerdo en su actuar e hice bastantes cosas que por otras personas no he hecho... el caso es que... desde que entré a trabajar nunca más se preocupó por mi... por saber qué hacía... o que me ocurría... me pasaron muchas cosas en muy poco tiempo... cosas dolorosas y difíciles... pero ella no fue para darme una palabra de aliento... o al menos preguntar si seguía con vida... cierto es que yo tampoco me acerqué... pero estaba con tantas cosas en la cabeza y con tanto coraje con su proceder... que lo dejé pasar... pensando ilusamente que ella sería quien se preocupara un poquito por mi... y digo... llegué a pensar que era porque ella también estaba muy ocupada... porque tenía muchas cosas qué hacer... pero ¿cómo reaccionar cuando ves que eres la única persona a la que trata así?
En fin... el caso es que esta semana mágicamente me buscó... pero... están en lo cierto si hasta este punto del escrito ha adivinado por qué me buscó... efectivamente... para pedirme que hiciera algo por ella... me dijo que estaba ocupada... (aja) y que celebraríamos en mayo ¿celebrar? ¿celebrar qué? sinceramente me duele... pero me duele que me duela... es difícil de explicar... pero lo que me duele es mi tontera y el seguir sufriendo por alguien que de verdad o nunca me supo valorar... o de hecho nunca me vio como una amiga...

Ush!! ya volví a caer en el de solo venir al blog a quejarme... pero si no es aquí ¿dónde? si no es con ustedes ¿con quién? malditas distancias!!!