jueves, 18 de noviembre de 2010

Así era...


Los abuelitos son personitas entrañables y maravillosas...

  • Son ese señor de edad que casi no tiene cabello...
  • Son ese señor al que se le empaña la mirada cuando ve una foto vieja...
  • Son ese señor que te cuenta mil historias sobre la misma foto...
  • Son ese señor que siempre tiene una caricia... aunque nos hayamos portado mal...
  • Son ese señor que te pone acertijos difíciles... y al que rara vez, le ganas...
  • Son ese señor que siempre recuerda canciones de su época...
  • Son ese señor que juega contigo, cuando los papás no puede... o no quieren...
  • Son ese señor que siempre tiene un dulce en la bolsa de su pantalón para regalarte...
  • Son ese señor que no ve bien y necesita lentes...
  • Son ese señor que no se detiene... que le gusta viajar y no quedarse quieto...
  • Son ese señor que le "saca la vuelta a la muerte"
  • Son ese señor que tiene una risa inconfundible...
  • Son ese señor que siempre tiene planes por cumplir...
  • Son ese señor al que mamá tanto quiere... y quien nunca le ha fallado...
  • Son ese señor que nos cuida cuando los papás tienen una "cita importante"...


Mi abuelito era así... pero ahora me tiene que cuidar desde otra parte... tendré que hacer uso de mi memoria para volver a escuchar sus historias, su risa... sus consejos... 
Yo tuve el abuelito más wuay del mundo... y le doy GRACIAS por haber estado todo este tiempo conmigo... solo le pido que me espere en esa otra vida... no sé si lo haré esperar mucho o poco... pero espero poder recolectar muchas historias para contarle... y poder decirle con orgullo que ayudé a mi mami a comprender su ausencia... 



domingo, 14 de noviembre de 2010

¿Cuánto tiempo?

Hacía ya varios días que quería escribir una nueva entrada... pero... como siempre, la flojera se apodera de mi y digo... "al rato" y ese al rato se transforma en varios días sin tomarme el tiempo... pero venga, que hoy es domingo y es mi día de descanso... 
¿Que contarles? pues bueno... que sigo en mi empleo... aunque aún no me acostumbro... o quizás es que no quiero hacerlo... para ser sincera, solo lo veo como un paso para lo que viene... platicando con la otra empleada... me enteré que mi predecesora, duró dos años en el puesto... y eso me hizo pensar... ¿qué tanto me quiero quedar aquí? ayer cumplí un mes... y realmente es muy poco tiempo... pero... no me veo haciendo lo mismo mucho tiempo más... no sé si sea parte de mi personalidad que se aburre fácilmente o que de verdad mi vocación esté en la docencia... creo que me gusta esta última porque en realidad es un trabajo muy individualista, ya que si bien es cierto que hay demasiada interacción... al momento de preparar una clase o de decidir algún sistema a seguir, se hace por uno mismo... en mi actual empleo, dependo de muchas situaciones, hay llegar a una hora, hablar a determinados lugares, preguntar a muchas personas y preguntar constantemente ¿qué debo hacer? se que esto se debe primordialmente a que soy nueva, claro que se espera que dentro de poco yo pueda estar completamente informada de los procedimientos y lo haga por mi misma... pero es ahí donde le vuelvo a dar vuelta al asunto... ¿cuánto tiempo estaré aquí? 
Hasta donde me he enterado, mis patrones estaban muy acostumbrados a que la chica anterior hiciera muchos trámites... y no sé si esperan lo mismo de mí... (tomando en cuenta que voy la mitad del tiempo que iba ella) aisshh!! le doy muchas vueltas a las cosas y no veo una respuesta :P

¿Sería mucho pedir que mi cédula llegara en el periodo mínimo (3 meses)?
¿Me acostumbraré a este trabajo?
¿Soy una buena asistente?
¿Me darán trabajo cuando tenga mi cédula?


P.D. Lárgome a leer sus blogs... Gracias por leer ^^